Pandemias e infecciones en el arte

Como sabemos, a lo largo de la historia se han sucedido varias pandemias o enfermedades infecciosas que se ha llevado la vida de muchas personas. Los pintores de siglos y décadas anteriores plasmaron su visión de lo ocurrido en sus obras de arte. A continuación os muestro algunos cuadros que muestran los horrores de épocas pasadas y tienen relación con las pandemias e infecciones en el arte.

pandemias epidemias
El triunfo de la muerte
Pintura al óleo sobre tabla (117 cm x 162 cm) que se pintó sobre el 1562 por Pieter Brueghel “el Viejo”. Representa una visión general de las epidemias y la muerte. Actualmente se encuentra en el Museo del Prado en Madrid.


cólera
El cólera tiene la culpa
Pintura de acuarela (32,8 cm x 38,2 cm) que se pintó en 1848 por Pavel Fedotov. En la pintura se observa un hombre desmayado por una infección de cólera. Actualmente se encuentra en el Museo de San Petesburgo.

Pandemias e infecciones en el arte
Peste en Roma
Pintura al óleo sobre lienzo (131 cm x 176,5 cm) que se pintó sobre en 1869 por Jules Elie Delaunay. Representa una visión de la epidemia de peste. Actualmente se encuentra en el Museo de Orsay en París.


Pandemias e infecciones en el arte
Un episodio de la fiebre amarilla en Buenos Aires, 1871
Pintura al óleo sobre tela (230 cm x 180 cm) que se pintó en 1871 por Juan Manuel Blanes. La epidemia de fiebre amarilla de Buenos Aires se plasma en esta pintura, donde se observa una mujer fallecida en el suelo. Su hijo permanece a su lado y el padre de ve al fondo también sin vida. Actualmente se encuentra en el Museo Nacional de Artes Visuales, Montevideo, Uruaguay.


Pandemias e infecciones en el arte
Henry Ford Hospital
Pintura al óleo sobre metal (31,1 cm x 39,3 cm) que se pintó en 1932 por Frida Kahlo. Esta pintora mejicana fué marcada primero por su enfermedad de poliomielitis y después por un accidente de autobús. En el cuadro se representa a ella misma cuando estaba ingresada en el hospital Henry Ford tras sufrir un aborto a los 25 años. Actualmente pertenece a una colección particular de olores Olmedo en Méjico.